lunes, 14 de noviembre de 2011

Las mamparas, un problema de accesibilidad en baños pequeños

La mayoría de nosotros estamos acostumbrados a las mamparas en nuestras bañeras y duchas como solución para evitar las salpicaduras de agua en el suelo.
Por ello, cuando decidimos sustituir una bañera por una ducha pensamos de forma automática en una mampara como primera opción.

Pero cuando se trata de realizar un baño accesible hay que tener en cuenta que debido a su tamaño y a manejo que requieren, las propias mamparas se convierten en una barrera en el momento de utilizar la ducha y el resto de piezas sanitarias.

La mampara representa, en la mayoría de los casos, una barrera para las personas con discapacidad. Por este motivo suele ser más adecuado el uso de cortinas de ducha, mucho más cómodas de utilizar e igualmente eficaces a la hora de evitar las salpicaduras. Y además, mucho más económicas.

El sistema de ducha plana Areka utilizado en nuestros baños tipo A no requiere el uso de mamparas gracias a su diseño único, lo que facilita la accesibilidad en el baño.

1 comentario:

  1. Las Mamparas de oficina son ideales para crear esos espacios cerrados que favorezcan una total concentración a las tareas de todos los días, para que un empleado pueda dar todo de sí en post de cumplir con sus objetivos

    ResponderEliminar